La profesionalidad de un taller de confección

¿Cuántas personas trabajan en la empresa de Alejandro de Miguel?
En plantilla somos cerca de treinta personas, pero si añadimos comerciales, transporte y logística la cifra se eleva a cincuenta personas. Es una gran responsabilidad económica, hay que echar números todos los meses y hay que luchar mucho.

Hace especial hincapié en el trabajo de sus costureras como referente no sólo en lo que a profesionalidad se refiere sino también en lo que define como un principio ético, un trabajo que respeta las condiciones laborales y los derechos de las mujeres y además, especialmente en su caso, ayuda a consolidar la actividad económica en un ámbito rural. ¿Cómo se aguanta la presión de ceder a la tentación de importar tanto tejidos como mano de obra?
Desde niño siempre en casa estaba el taller de mi madre de costura con estas mujeres del pueblo, cuyas manos para trabajar son únicas. Coges cariño a esas costureras que desde pequeñito están en casa. Me considero un luchador de los puestos de trabajo en España, seria muy fácil dejarse seducir por la mano de obra en otros países mucho más barata y puedes sacar unos precios más competitivos pero yo creo que aquí desde Castilla-La Mancha, desde Toledo, desde mi pueblo, Miguel Esteban, podemos ofrecer muchas más cosas que no es solamente competir en precio sino dar una excelencia en diseño, con trajes exclusivos y personalizados, con tejidos únicos, un asesoramiento a la clienta donde le decimos que es lo que realmente le sienta bien y todo eso no se puede hacer desde los países asiáticos o con mano de obra más barata.

En el trato con las clientas, ¿es difícil decirle a una señora lo que realmente le sienta bien?
Es difícil pero a la vez es mi trabajo. Es muy importante que cuando firmo una creación y sale a la calle que la señora vaya guapa, si no lo veo muy claro evidentemente se lo voy a decir. Intento llevarla a mi terreno y decir lo que le va son estas líneas, esta paleta de colores teniendo en cuenta su tono de piel, el color del pelo… y todo ello adaptándonos al acontecimiento al que se va a asistir, una boda, un cóctel, una cena, un evento social y también al horario.

Se establece una complicidad muy especial entre clienta y modisto en estas circunstancias.
La verdad es que entre mis clientas que vienen desde toda España a Miguel Esteban tengo grandes amistades. Son momentos muy especiales y de gran emoción para los que se utilizan mis vestidos, la boda de un hijo o una hija… se entabla una relación muy estrecha.

Y si además de ese gran repertorio de trajes por toda España, Su Majestad la Reina elige a Alejandro de Miguel como uno de sus diseñadores de referencia en su vestuario pues mucho mejor. Dentro de la discreción que merece el tema ¿cómo han sido los contactos con la Casa Real para realizar el vestuario de Doña Sofía para la pasada temporada primavera-verano?
Solo puedo comentar que he  tenido el honor de hacerle gran parte del vestuario de esta temporada a Doña Sofía, me llamaron del Palacio de la Zarzuela que habían visto unos diseños míos y les habían gustado y adquirió algunos trajes igual que compra a otros diseñadores españoles.

Fuente: JCCM

1Comentario
  • mada

    09/04/2011 at 21:05

    este diseñador es un encanto, te hace sentir como en casa y tiene una inteligencia y un sentido muy especial, porque inspira seguridad, te hace verte guapa ha nacido para hacer lo que hace, debe ser algo innato,doy gracias por conocer personas tan importantes para los demas.